lunes, 12 de marzo de 2012

QWERTY

QWERTY es una forma de ordenar las teclas en un teclado. Esta disposición se refiere a menudo como qwerty (pronunciado kwer-tee), ya que el orden de los primeros seis teclas de letras en la parte superior izquierda del teclado asi se acomodaron. Es el más extendido en la actualidad.

Este orden en las teclas fue pensado y patentado en 1868 por Christopher Sholes de Milwaukee (EE.UU.), quien fue también el inventor de la máquina de escribir. QWERTY hizo su debut en 1872 en un dispositivo comercializado como una máquina de escribir. La idea en la que se baso la construcción de este teclado, fue que en la tradicional máquina de escribir las teclas estaban ordenadas alfabéticamente y las teclas tardaban un poco al retornar a su posición original debido a que bajaban por pura gravedad, y al momento de presionar otras teclas, éstas chocaban con las que bajaban. La idea fue re-ordenar las teclas de una manera, que el diseño fuera para poner los pares de letras comunes a ambos lados del teclado, haciendo así más fácil escribir. Luego la patente fue vendida a Remington en 1873.

Esta ubicación de las teclas se utiliza actualmente en casi todos los teclados, incluso aquellos que no son para el inglés. Aunque hay algunas adaptaciones dependiendo del idioma al que está destinado el teclado. Por ejemplo, el español agrega la tecla Ñ en donde en inglés está el ; (punto y coma).
En tanto, en el francés las teclas Q y W se intercambian por la A y la Z. Además se mueve la M al lado de la L. Este tipo de teclado es llamado AZERTY.
En alemán, el cambio de posiciones se conoce como QWERTZ, y en algunos teclados italianos se llama QZERTY.

LAS CRÍTICAS

Cabe decir que durante todo el “reinado” de Qwerty han ido surgiendo teclados alternativos y movimientos críticos que han intentado desbancarlo del trono. Los principales problemas que presentaba la máquina de escribir Remington eran tres:
· La imposibilidad de ver lo que se estaba escribiendo.
· La lentitud en la escritura originada por la redistribución de las teclas.
· Falta de ergonomía debido a la sobrecarga en la mano izquierda.

El primero de los problemas no fue relevante ya que lo solventó la misma empresa a finales de siglo, además no tenía que ver con el diseño del teclado sino con el de la máquina en sí misma. Los otros dos, velocidad y ergonomía si que han causado grandes discusiones.

La ergonomía de Qwerty es la característica más dudosa o criticada del invento. La distribución de las letras obliga a trabajar mucho más a la mano izquierda que a la derecha, lo cual supone un desequilibrio y un esfuerzo añadido para los diestros.

Además, también se critica el hecho de que una de las filas de letras que más trabaja es la superior, cuando la fila central es mucho más cómoda. Algunos sacan de estas características una ventaja ya que al usar mayormente la mano izquierda, la derecha queda libre para utilizar el ratón del ordenador.

Cuando aparecieron las máquinas de escribir electrónicas en 1930 y, más tarde, las computadoras las voces que criticaban la falta de velocidad de Qwerty se fueron acallando. Nunca se llegó a demostrar que hubiera otro teclado superior al original. A pesar de ello, todavía hay algunos especialistas que ponen en duda la eficiencia del teclado y han llegado a hablar del fenómeno Qwerty como una falla de mercado.

Diseños alternativos se han presentado, como la versión de Dvorak, pero pese a las afirmaciones de superioridad, el teclado QWERTY ha sobrevivido. En este punto, parece que muchas personas han aprendido la disposición y no están dispuestos a aprender de nuevo lugares clave, incluso si se les prometió una mayor eficiencia.

Una nota interesante acerca de la distribución QWERTY es que todos los letras de la palabra máquina de escribir están en la fila superior. Algunos creen que Sholes quería facilitar a los vendedores para mostrar su nuevo invento, pero probablemente fue sólo una coincidencia.

Existe una leyenda urbana sobre el teclado QWERTY en la que se dice que este teclado fue diseñado “para escribir lento a propósito”. También se dice que tiene esa disposición ya que se podía escribir el nombre de la primera máquina TYPEWRITER (máquina de escribir, en inglés) sin tener que saltar de línea. Independientemente de la efectividad actual de esta distribución de teclado comparada con otras, lo cierto es que la distribución QWERTY fue cuidadosamente elegida para superar numerosas competiciones de velocidad de escritura de la época.

Dvorak 
El único teclado que en el último siglo y medio ha llegado a competir en algún momento con Qwerty es el Dvorak. Muchos de los que critican las limitaciones de Qwerty ven en Dvorak una alternativa mejor. La discusión sobre su eficiencia ha acompañado a Qwerty desde hace muchos años y aún perdura, pero lo cierto es que por una u otra razón el estándar sigue siendo el líder.

LA ALTERNATIVA A QWERTY 
El único teclado que en el último siglo y medio ha llegado a competir en algún momento con Qwerty es el Dvorak. Muchos de los que critican las limitaciones de Qwerty ven en Dvorak una alternativa mejor. La discusión sobre su eficiencia ha acompañado a Qwerty desde hace muchos años y aún perdura, pero lo cierto es que por una u otra razón el estándar sigue siendo el líder.

August Dvorak patentó su teclado, Dvorak Simplified Keyboard (DSK) en 1936. Dvorak hizo un estudio sobre la frecuencia de uso de las letras y la psicología de las manos del usuario con el que desarrolló ciertas “normas” que servirían de base para distribuir las teclas.

El teclado de Dvorak colocaba las cinco vocales y las consonantes más utilizadas en la fila central en este orden: A O E U I D H T N S. Con esta disposición se pueden llegar a teclear 400 palabras (en lengua inglesa) usando tan solo la fila central mientras que Qwerty tan solo consigue 100 palabras. En porcentajes se traduce a un 70% del trabajo con Dvorak y un 32% con Qwerty. 


Aunque existen distribuciones alternativas posiblemente más efectivas, los defensores del teclado Dvorak mencionan como aspecto importante la comodidad al escribir.

Dvorak y Dealey estudiaron las frecuencias de las letras y la fisiología de la mano y crearon la disposición en base a estos principios:
- Es más fácil teclear alternando las dos manos.
- Para lograr la máxima velocidad y eficiencia, las letras más comunes y los dígrafos deberían ser los más fáciles de teclear. – - Esto significa que deberían estar en la fila intermedia, que es donde descansan los dedos.
- Asimismo, las letras menos comunes debería estar situadas en la fila inferior, que es la que más cuesta alcanzar.
- La mano derecha debería realizar la mayor parte del tecleado, puesto que la mayoría de las personas son diestras.
- Es más difícil teclear dígrafos con dedos adyacentes que con dedos no adyacentes.
- La pulsación de teclas se debería desplazar, generalmente, desde los bordes del teclado hacia el centro (como ejemplo, sitúe los dedos sobre una mesa y mire qué es más fácil: ir desde el dedo meñique hacia el índice o viceversa). Este movimiento sobre un teclado se denomina flujo interior del movimiento (inboard stroke flow en inglés).

Comparativa de los teclados:

Bibliografias:

1 comentario: